Buscador

De compras por la Calle Ferran

 

En sus inicios, la calle de Ferran se llamaba Fernando VII, en homenaje al rey que gobernaba en los años 20, estaba llena de elegantes escaparates de joyerías y platerías y la burguesía de Barcelona se paseaba para dejarse ver.

Hoy en día la calle Ferrán es prácticamente una avenida peatonal ya que está restringida al tráfico y por ello sigue siendo un referente del comercio de Barcelona. En ella puedes encontrar una gran gama de comercios que ofrecen productos y servicios de gran calidad, A continuación destacamos las que consideramos más interesantes.

Si empezamos nuestro paseo desde la Plaza Sant Jaume y para empezar cargando las pilas, recomendamos comer cualquier bocadillo (el de carn d’olla és inolvidable!) en la mejor sandwicheria de barcelona. Se llama Conesa y su especialidad son los bocadillos calientes planchados. Es un establecimiento pequeño situado en el número 1 de la calle llibreteria esquina Plaza Sant Jaume. A menudo se forman colas que avanzan rápidamente, sobre todo a la hora de comer, pero la espera vale la pena!.

Cruzando la Plaza San Jaime dirección a la calle Ferrán, a tu derecha podrás admirar el Palau de la Generalitat y a tu izquierda el Ayuntamiento, donde se desarrolla toda la vida política de la ciudad. Es habitual que en la plaza haya siempre algún grupo de ciudadanos pacíficos haciendo cualquier tipo de reivindicación.

Si inicias el descenso por la calle Ferrán, el primer comercio que hallarás a mano derecha es la famosa tienda Desigual, con la particularidad que ésta está dedicada exclusivamente a la venta de bolsos de plástico, billeteros y complementos, todos ellos estampados con colores y diseños muy llamativos. Unos pasos más abajo, en el número 45 hay otro Desigual dedicado exclusivamente a la venta de ropa de hombre y mujer, siempre repleta de sus prendas tan alegres como vanguardistas, para las mujeres y los hombres más atrevidos de la ciudad.

Entre las dos tiendas del Desigual, en el número 53 hay una tienda llamada Calpa donde encontraréis infinidad de bolsos de piel y todo tipo de maletas y accesorios de viaje. Destacamos los bolsos, llaveros y monederos que llevan gravada la baldosa típica de las aceras de Barcelona.

Si seguimos bajando, a mano izquierda, en el numero 44 te encontraras con la tienda especializada en artes marciales más importante de la ciudad, se llama Fuji Sport, indispensable visita para los amantes de la defensa personal.

En la misma acera, en el número 38 hay una gran taberna vasca con una larguísima barra repleta de suculentas tapas y montaditos. También tiene una pequeña barra dedicada a las ostras frescas. Este bar-restaurante hace esquina con el Passatge del Crèdit, en el que tiene una elegante terraza cubierta. Como curiosidad, si os acercáis al número 2 de este pasaje encontraréis una placa que recuerda que en ese edificio centenario nació el pintor Joan Miró. En los bajos de ese mismo edificio, actualmente hay una gran galería de arte llamada Artevistas donde se expone el trabajo de jóvenes talentos. Muy recomendable.

Pero volvamos a nuestra calle, en el número 36 de Ferran , haciendo esquina con el Passatge del Crèdit, está instalado Custo Barcelona , uno de nuestros diseñadores más conocidos internacionalmente. Sus diseños y tejidos ultramodernos jamás te dejarán indiferente. Su escaparate siempre es de los más originales de la ciudad.

Si cruzamos ahora la calle, siempre descendiendo, en el número 41 encontraremos la centenaria librería Sant Jordi, donde encontrarás libros de colección de lo más sorprendentes y en cualquier idioma. También en los bajos del número 41 podrás pedir una porción de pizza al más puro estilo italiano en la Focacceria Toscana.

Le sigue en el número 39 una tienda imprescindible para los amantes de las bellas artes, se llama Belles Arts Ferran y está especializada en todo tipo de material para pintura artística, manualidades, aerografía, cerámica y escultura. Suele haber mucha cola ya que es una de las más importantes, en su categoría, de la ciudad.

Por supuesto que en la acera izquierda según seguimos bajando hacia Las Ramblas, haciendo esquina con la calle Avinyó, encontraréis nuestros escaparates, con la mayor y mejor oferta de alpargatas de la ciudad.

Ya en el número 28 encontraréis la Iglesia de Sant Jaume donde a menudo se ofrecen grandes conciertos de guitarra española.
Al lado de la iglesia, en el número 26 abre sus puertas Ítaca donde se puede adquirir todo tipo de artículos propios del arte catalán, muchos de ellos con motivos dalinianos o de Gaudí.

Enfrente, comparten el número 25 un Starbucks Café y un concurrido bar-restaurante de diseño llamado Schilling que por la noche se transforma en una coctelería.

A esta altura de la calle, a mano derecha hay un estrecho callejón llamado Rauric, si os adentráis en él diez pasos, en el número 6, descubriréis una maravillosa tienda centenaria llamada El Ingenio dedicada al mundo del circo y del disfraz. Sólo contemplar su marquesina de madera exterior es un auténtico placer.

De vuelta a nuestra calle y cruzando a su acera izquierda, en el número 22 podrás comprar una botella de vino o Licor procedente de cualquier lugar del mundo en Vins-Licors Lafuente.

El número 18 lo ocupa una típica taberna Irlandesa llamada O’Hara´s Irish Bar Restaurant que tiene una amplia carta de cervezas y que cuenta en su interior con una enorme pantalla donde se proyectan todo tipo de partidos deportivos, sobretodo fútbol.

Si seguimos bajando, en el número dieciséis, haciendo esquina con el Carrer del Vidre, hay una tienda enorme de firma francesa, La Cure Gourmande y en su interior encontraréis montañas de galletas, dulces y chocolates artesanos y de todas las formas y sabores imaginables. Irresistible. Si queréis adentraros unos metros en la Calle del Vidre, en el número 1 encontraréis la Herboristeria del Rei, la más antigua de la ciudad, data de 1.823 y se ha conservado en perfecto estado, en ella se grabó una buena parte de la película El Perfume que fue protagonizada por Dustin Hoffman. Entrar en ella supone un auténtico regreso al pasado.

Para terminar nuestro paseo, si regresamos a la Calle Ferrán, en el número 2 podréis comer un delicioso helado italiano en la Gelaterio Giovanni.

En su número 2, nuestra calle desemboca generosa en una de las avenidas más famosas y transitadas del mundo, La Rambla de les Flors, en sus dos esquinas con Ferran, dos conocidos monstruos de la comida rápida, a la derecha un Mac Donald’s y en frente un Kentucky Fried Chicken.

Si aún tienes ánimos para seguir, no olvides acompañarnos en nuestro paseo por el Barrio Gótico!

 

 


 

 

  

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí