Buscador

BARRIO GÓTICO

Esta pequeña “Guía Turística” no pretende ser un recorrido ordenado por las calles de Barrio Gótico de Barcelona ya que pensamos que sus calles están hechas de rincones y callejones que invitan a perderse y a descubrir sus encantos sin ningún orden específico. Nosotros os proponemos diferentes enclaves donde creemos que el visitante puede encontrar aquello que busca, ya sea un monumento, un sitio curioso, o un lugar tranquilo donde hacer un descanso.

Empezaremos nuestro paseo por el barrio gótico desde el centro neurálgico de la política catalana, La Plaza Sant Jaume, donde se alzan majestuosos, uno enfrente de otro, el Palau de la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento. Todos los domingos del año, por la mañana, una orquesta de música en directo toca sardanas y son muchos los habitantes de la ciudad que acuden a bailar la danza típica catalana. En su esquina con la calle Ciutat hay un punto de información turística donde hallaréis todo tipo de folletos, guías y propuestas.

Pegada a la plaza Sant Jaume está la Plaza Sant Miquel donde se halla una de las últimas esculturas que embellecen la ciudad. Se trata de un espectacular monumento a una de las más antiguas tradiciones catalanas, Els Castellers. El monumento está firmado por Antoni Llena y suscitó gran polémica en la ciudad debido a su alto coste 630.000 euros.

De vuelta a la plaza Sant Jaume, podemos descender por el Carrer del Bisbe, una de las calles más emblemáticas y fotografiadas de la ciudad gracias a su impresionante arco gótico donde si os detenéis y alzáis la vista con atención veréis una calavera, la leyenda dice que si la ves, volverás algún día a la ciudad. En el centro de la calle, tras cruzar la arcada, está el acceso al claustro de la Catedral de Barcelona, donde encontraréis las 13 ocas que lo habitan permanentemente, y son precisamente trece porque fueron trece las torturas que sufrió Santa Eulália, la antigua patrona de la ciudad y primera mártir barcelonesa. La calle desemboca en la Plaça de la Catedral en cuyo centro por supuesto se halla la majestuosa Catedral de Barcelona, que junto al museo Picasso y la Sagrada Familia es el lugar por el que más preguntan nuestros clientes en la tienda.

Sin embargo Barcelona está repleta de pequeños tesoros que quizá no son tan famosos pero no por ello dejan de ser interesantísimos. Por ejemplo uno de mis rincones favoritos está justo detrás de la Catedral. Escondida en el Carrer Paradís, dentro de un centro excursionista, se yergue majestuosa una enorme columna románica del Templo de Augusto.

Otro lugar muy especial para nosotros, y muy poco frecuentado por el turismo en general, es la pequeña Plaza de Sant Felip Neri, que a pesar de estar a escasos cien metros del bullicio permanente de La Plaza de La Catedral siempre está envuelta en una atmósfera tranquila y serena. Tiene una preciosa fuente central y está muy abrigada por edificios altos, entre ellos el museo del calzado y una iglesia en cuyos muros están aún grabados los restos de metralla y de balas, testigos mudos de los bombardeos y los fusilamientos que hubo en el oscuro período de la guerra civil española.

El barrio gótico está trufado de preciosas y encantadoras plazas y plazoletas, como la de Sant Just donde aún se conserva la primera fuente de la ciudad, la de la Plaça del Pi, que en la fachada de su iglesia luce orgullosa un de los rosetones de mayor diámetro de toda Europa o la Plaça Nova, que desemboca en las escaleras de la Catedral de Barcelona y donde aún se conservan dos torres romanas y un pequeño tramo de la antigua muralla romana.

La Plaza del Rey es un espacio amplio y tranquilo con una gran escalinata donde es muy frecuente encontrar a gente relajándose o comiendo unos bocadillos. La escalinata da acceso a un edificio histórico que actualmente alberga el Museo de Historia de la Ciudad. Si os gusta la historia es una de las visitas imprescindibles ya que en su interior podréis disfrutar de un ascensor acristalado que os hará descender a los pies de la antigua Barcino, podréis ver la distribución de sus calles, sus casas, sepulcros, pinturas de pared, documentos, utensilios de la época, etc…

Otra plaza muy interesante para los amantes de la historia es la Plaza de la Villa de Madrid, donde en 1954 en unas obras de remodelación de uno de sus edificios, se descubrió una Vía sepulcral romana con todo tipo de monumentos funerarios en un gran estado de conservación. Hoy en día están perfectamente expuestos y sin duda es uno de los más destacados restos arqueológicos de toda la ciudad.

La última plaza que me gustaría destacar, es la Plaza Real, que aunque es una de las más conocidas por los viajantes que visitan Barcelona, junto con la Plaza Cataluña, es de obligada visita por su espacio imponente, por su bella fuente central y por el fenomenal ambiente que se respira a todas horas en el sinfín de terrazas de restauración que la flanquean por completo pero sobre todo por sus bellas farolas, que fueron diseñadas por Gaudí y que representan los primeros trabajos que el universal arquitecto realizó para la ciudad. Luego vendrían el incomparable Parque Güell , la majestuosa Casa Milà, más conocida como La Pedrera y como no, La Sagrada Familia, su sueño más titánico y admirado, aún en construcción.

En la calle Marlet número cinco podréis visitar la sinagoga más antigua de toda Europa y en la calle Regomir número7-9 encontraréis el Pati Llimona, un precioso patio interior donde actualmente está ubicado un centro cívico que literalmente fue construido sobre la muralla romana. No dudéis en entrar ya que en su interior, totalmente reformado, podréis ascender en ascensor por el interior de una torre romana, contemplar tramos perfectamente conservados e iluminados de la antigua muralla y ver una de las puertas principales que daban entrada a Barcino, la semilla de nuestra Barcelona actual. Aunque hay signos de cultura íbera que sitúan la historia de Barcelona unos cuatro mil años atrás, lo cierto es que el auténtico florecimiento de la ciudad se debe a la época de esplendor de la era romana, que convirtió a Barcino y en uno de sus enclaves principales para comerciar por todo el mediterráneo.

Y para terminar nuestro paseo con un dulce sabor de boca os propongo, como solía hacer Dalí, merendar churros con chocolate en una de las calles más pintorescas de la ciudad, el Carrer Petritxol. La granja más famosa está en el número 11 y se llama La Pallaresa.

El Carrer Petritxol es una calle angosta que hace de nexo entre la Calle Portaferrisa y la Plaça del Pi. Los barceloneses nos referimos a esta calle como la calle de los pintores ya que en ella se han instalado numerosos pintores de la ciudad y quizá también porque en ella se encuentra la primera sala de arte reconocida de toda Europa, La Sala Parés (1840), aún hoy abierta al público. Resulta difícil explicar la magia de esta calle llena de pequeños comercios, pero para nosotros conjuga la esencia del barrio gótico en su máxima expresión. Espero que la podáis pisar muy pronto!

Saliendo por la calle Portaferrissa llegaréis a La Rambla, si seguís dirección a Plaza Catalunya encontraréis la famosa fuente de Canaletas, se dice que si bebes de su agua el destino te volverá a traer a la ciudad.

Si aún tenéis ganas de seguir caminando, cruzando Plaza Catalunya llegaréis al Paseo de Gracia. En él podréis encontrar gran parte de las firmas internacionales en moda y complementos así como los anteriormente nombrados edificios de Antonio Gaudí; La Pedrera y la Casa Batlló.

Esperamos que disfrutéis de estos rincones, para nosotros especiales, que nos da la ciudad de Barcelona. Os invitamos a descubrirla y a que compartáis con nosotros vuestros sitios preferidos.

 

BARRIO GÓTICO

 

Plaza Sant Jaume

Palau de la Generalitat

Ayuntamiento

Plaza Sant Miquel

Els Castellers

Calle del Bisbe

Catedral de Barcelona

Cláustro

Santa Eulalia

Las 13 ocas

Templo Augusto

Plaza Sant Felip Neri

Museo del Calzado

Plaza del Pi

Basílica de Sta. María del Pi

Plaza Nova

Plaza del Rey

Museo de Historia de Barcelona

Plaza de la Villa de Madrid

Plaza Real

Sinagoga

Pati Llimona

Petritxol

La Rambla

Fuente de Canaletas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

    Ir a la Tienda

 

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí